Papa Transgénica Definición, Características y Desarrollo

Papa Transgénica Definición, Características y Desarrollo

Papa Transgénica Definición, Características y Desarrollo
5 (100%) 1 vote

Las papas son una de las fuentes de alimento más populares y substanciosas que existen en el planeta y brindan una gran dosis de nutrientes tanto a humanos como a animales.

Es común encontrar papas en muchas comidas; lo dicho, agregando substancia a dichos platillos, inclusive si no son el ingrediente principal. Es por esta gran fama que poseen que últimamente los científicos buscan optimizarlas de manera que estos impresionantes tubérculos cuenten con más beneficios tanto para sus agricultores como para los consumidores.

¿Qué es la papa?

La papa o patata (Solanum tuberosum) es una variedad de planta herbácea concerniente al género Solanum de la estirpe de las solanáceas, oriunda de la región que hoy entendería al altiplano sur del Perú​ y al noroeste de Bolivia. ​Fue amansada en el altiplano andino y en las afueras del lago Titicaca por los habitantes de esta comarca desde hace unos 8000 años. ​ En el siglo XVI empezó a ser introducida a Europa por los colonialistas españoles quienes la pensaban una curiosidad herbaria y no una planta alimenticia. Su consumo fue progresando y su siembra se difundió a todo el mundo hasta transformarse hoy día en uno de los primordiales alimentos del ser humano.

Papas genéticamente modificadas

Los ensayos para otorgar intransigencias a calamidades y padecimientos a la papa a través de la transgénesis no han sido comercialmente triunfantes. En 1999 se embutieron en Canadá y Estados Unidos alrededor de 25.000 hectáreas de papas transgénicas, la mayor parte de ellas pronunciaban un gen derivado de Bacillus thuringiensis que les concedía aguante a parásitos, especialmente al “escarabajo de la papa” (Leptinotarsa decemlineata). A partir de esa fecha la extensión labrada con papas transgénicas declinó crónicamente hasta esfumarse. ​ Una de las cogniciones, tal vez la más significativa, es que los grandes manufactureros de la cadena de mercantilización de la papa (la empresa McCain, por ejemplo) se negaron a adquirir, recoger o procesar papas genéticamente reformadas a partir de 1999. ​

consecuencias de la papa transgenica
Cultivo transgenico de papa

En las exploraciones encaminadas a conceder mayor tolerancia al “tizón tardío de la papa”, originado por el hongo Phytophthora infestans, se han obtenido efectos positivos en laboratorio con papas genéticamente reformadas que enuncian un derivado del péptido antimicrobiano dermaseptina B1, propio de la piel de la rana arbórea tropical Phyllomedusa bicolor; otro tanto sucede con los adelantos conseguidos en otras diversidades reformadas que contienen el sistema barnase-barstar, originario del genoma de la bacteria Bacillus amyloliquefaciens, en que la enzima barnase se pronuncia en las células enfermas de la planta (debido a que el gen fue atado a un causante del aparato de protección de la planta) en conjuntos capaces para demolerlas y la enzima barstar priva su acción cuando se encuentra en cantidades bajas, como sucede en las células sanas.

Otra clase de papas genéticamente reformadas son aquellas que muestran reformas en su fécula y, por lo tanto, tienen aplicaciones fabriles. El apresto de la papa está formado por un 20% de amilosa y un 80% de amilopectina. Esta posterior es una molécula de alto peso atómico, hondamente dividida y con excelentes propiedades adherentes. La amilosa, en contraste, es una molécula más pequeña, rectilínea y con propiedades gelificantes. Esta proporción de amilosa en el apresto de la papa restringe su provecho para muchas aplicaciones fabriles. La disociación de los dos componentes no es ahorrativamente factible, por lo que la mayor parte del apresto de uso industrial se lo altera químicamente para oprimir su propensión gelificante.

Este tratamiento químico utiliza energía y agua en grandes cantidades por lo que es un proceso ambientalmente oneroso. ​ Los científicos de la empresa BASF han desarrollado papas transgénicas con 100% de amilopectina en su almidón las que se denominan “Amflora”. Esta modificación se ha logrado por medio de tecnología anti sentido que impide la expresión del gen GBSS (“Granule Bound Starch Synthase”) imprescindible para la creación de amilosa a partir de dextrosa. Las papas modificadas de este modo no pueden sintetizar amilosa por lo que su almidón contiene solamente amilopectina. Los residuos de la utilización industrial de las papas “Amflora” pueden también ser utilizados para la alimentación del ganado.

Papas transgénicas

El pasado 7 de noviembre el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) certificó el laboreo de la papa reformada genéticamente Innate, una diversidad que entre sus particularidades se halla que no se oscurece con los golpes, opone resistencia a ciertas calamidades y origina menos niveles de acrilamida, un compuesto orgánico cancerígeno, al freírse. La aquiescencia se origina tras diez años de investigación científica y tras haber prevalecido todos los controles científicos de seguridad adecuados. Una nueva diversidad perfeccionada a través de biotecnología que brinda favores inmediatos al comprador.

La papa transgénica Innate ha sido perfeccionada con metodologías de intragénesis en base a genes de otra diversidad de papa no alimenticia. La han llamado Innate esencialmente por eso, por no contener genes de otras especies. Un adelanto muy contiguo al cruce convencional ejecutado con metodologías más tangibles y estrechas. Innate contiene fragmentos de ADN de otra diversidad de papa que encubre genes envueltos en la elaboración de expresas enzimas.

Según corrobora el USDA la novedosa diversidad ha conseguido los mismos niveles de nutrimentos que la convencional. En cuanto a difusión, las papas no se polinizan, se reproducen por bulbos, por lo que es forzoso esgrimir métodos recientes de biotecnología para optimizar las diversidades. Esta diversidad ha sido perfeccionada por JR Simplot Company, una de las sociedades más significativas provisoras de papas fritas congeladas para McDonald’s.

Resistencia a plagas

La papa transgénica Innate es resistente al hongo Phytophthora infestans, una dolencia que afecta a papas, tomates y otras solanáceas incitando significativas pérdidas. Conocida como la plaga del tizón tardío, ha sido la raíz de la gran hambre inglesa (1845-1849) y escocesa (1846-1857), época en la que la papa era un alimento básico. Sólo entre 1841 y 1851 la población del país disminuyó de 8,2 a 6,6 millones a causa dicha hambruna. La resistencia de la papa Innate no sólo permite al agricultor asegurar sus cosechas sino además evita el tratamiento del campo con fungicidas.

Menor acrilamida

La papa transgénica Innate frena la creación de asparagina, combinado que se convierte en acrilamida cuando la papa adquiere altas temperaturas al freírse. La acrilamida es una sustancia química clasificada por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (órgano dependiente de la Organización Mundial de la Salud) como cancerígena. La acrilamida es también un componente del humo del tabaco.

No se ennegrece con los golpes

La papa transgénica Innate no se oscurece con los golpes durante su proceso de transporte y manipulación. Los golpes de la papa y el deterioro del producto final provoca numerosas pérdidas fijas tanto para agricultores, como distribuidores como comerciantes.

desventajas de la papa transgenica
La Papa transgénica comercializada para comida rápida

¿Cómo se desarrolló la papa transgénica?

La diversidad de papa GM en argumento se llama “Innate” y fue perfeccionada por científicos de la empresa americana Simplot, consagrada al procesamiento de comida congelada y otros rubros varios en el área de la agronomía. La papa se alteró genéticamente a partir de las diversidades de papa Ranger RussetRusset Burbank y Atlantic mediante la tecnología de ARN de interferencia (mecanismo natural usado por las plantas para defenderse de patógenos) con el objetivo de disimular 4 genes para originar 3 rasgos deseados:

  • Intransigencia a machucones: Se silenció la enzima polifenol oxidasa (PPO) en el túberculo (no así en la planta), la cual normalmente se libera ante daño celular y oxida fenoles produciendo así pigmentos oscuros, en otras palabras, formando las típicas manchas oscuras y moretones en la etapa de manejo y almacenamiento de los tubérculos. Las papas machucadas suelen descartarse en la industria, y solo en Estados Unidos esto significa pérdidas anuales de US$298 millones.
  • Disminución de asparagina: Al limitarse su formación, se reduce en un 70% la producción de acrilamida, un compuesto potencialmente cancerígeno que se forma inevitablemente (por reacción de Maillard) cuando el aminoácido asparagina es calentado a altas temperaturas, o en otras palabras, cuando la papa es horneada o freída.
  • Disminución de azúcares reductores: Al retardarse la conversión del almidón en azucares reductores (glucosa y fructosa) mejora la calidad, especialmente su aspecto y color – manteniendo, por ejemplo, el color café claro deseado por los consumidores.

Además del silenciamiento génico, se implantaron genes derivados de otras diversidades de papas labradas y de papas silvestres (sexualmente compatibles), por lo cual esta es una variedad “cisgénica“, no “transgénica”, ya que se juntaron genes de la propia especie; tampoco se utilizaron marcadores de resistencia a antibióticos y no hay continuaciones del esqueleto del vector de inserción en el genoma de la papa. Cabe indicar que no preexisten papas convencionales que armonicen estos 3 rasgos, ya que en esta planta el progreso genético habitual debe batallar con peculiaridades como un alto grado de heterocigosidad, depresión endogámica, y la limitación de la propagación clonal, factores que dificultan de forma característica ajustar tales rasgos con técnicas convencionales.

Otros beneficios de esta papa GM son ambientales. Si todas las papas de variedad “Russet Burbank” cultivadas en Estados Unidos fueran Innate, se ahorraría la pérdida de 400 millones de libras de papa por año (un 10% de la producción anual del país), lo cual significa ahorrar 90 millones de dólares en costos de producción, 60 millones de libras de CO2 emitidas, 6,7 mil millones de galones de agua y 170 mil acres menos serían rociadas con pesticidas.

En noviembre del año 2014, después de 15 años de investigación y desarrollo, la papa Innate obtuvo la aprobación para su siembra por parte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), y en marzo de 2015 obtuvo la aprobación de la FDA, organismo que calificó a la papa como “tan segura y nutritiva como sus pares convencionales”. Simplot ya ha vendido papas Innate cultivadas en 400 acres en 2015 y tiene planes de aumentar esto a 2.000 acres de papas durante 2016.

papa transgenica desventajas
Ventajas y desventajas de la papa transgenica

Segunda generación de papa transgénica

La empresa Simplot perdió su tiempo con la papa Innate, y desenvolvió una segunda generación, la cual añade las tipologías citadas antecedentemente asimismo de resistencia al tizón tardío (también llamado roya o mildiu), un hongo que genera verdaderos inconvenientes y dificultades a los productores de papa a nivel global por las enormes pérdidas económicas. Es el mismo hongo responsable de la gran hambruna irlandesa en la década de 1840 y 1850 que destruyó por completo los cultivos de papa del país. Esto significa que los agricultores ahorrarán al necesitar aplicar mucho menos fungicida (hasta 45%) durante la temporada, y el producto final tendrá menos residuos del mismo producto cuando llegue al consumidor.

Además, en esta nueva papa se comprimieron aún más los niveles de azúcares reductores, lo cual se transcribe en un 90% menos de acrilamida al cocinarse, y soporta climas más fríos de bodega – hasta a 3 °C por más de seis meses sin la provisión de azúcares y conservando su calidad. Todo esto también se logró con genes de papas cultivadas y silvestres.

Los beneficios ambientales aumentan con esta nueva papa Innate según estimaciones académicas. Si todas las papas Russet Burbank en los Estados Unidos tuviesen los rasgos de la segunda generación de papa Innate, se estima que los residuos de papas (en el campo, durante el almacenamiento, envasado, comercio minorista y servicios de alimentación con papas frescas) podrían reducirse en 986 millones de libras. Además, las emisiones de CO2 podrían reducirse en 146 millones de libras, el consumo de agua se reduciría en 17 mil millones de galones y se necesitarían un total de 200 mil menos aplicaciones por hectárea de pesticidas.

Si deseas revisar mas información sobre la agricultura de transgénicos y los beneficios que podemos obtener de estos organismos, te invitamos a consultar:

A fines de agosto de 2015 esta la papa transgénica Innate de segunda generación obtuvo la autorización de siembra por parte del USDA, y en enero de 2016 fue autorizada por la FDA, mencionando que “no es sustancialmente diferente en su composición, seguridad y otros parámetros pertinentes, de cualquier otra papa o alimentos/piensos derivados de papas actualmente en el mercado”. Simplot todavía tendrá que completar su registro ante la Agencia de Protección Ambiental (EPA) para poder comenzar su siembra comercial en el verano de 2017 y tener el producto en las tiendas en el otoño del mismo año.